SALLY HANSEN: UNA MUJER PIONERA QUE SE HIZO A SÍ MISMA

LA HISTORIA DESCONOCIDA DE UN ÍCONO

Durante mucho tiempo, la historia de Sally Hansen fue un misterio. En ningún sitio web se hablaba de ella. No se la
mencionaba en ningún libro, ni tampoco su retrato se encontraba enmarcado, adornando una recepción. Nadie podía
confirmar siquiera que ella había existido.
 
 
Por supuesto, se contaba una leyenda, de una emprendedora valiente y glamorosa, de una mujer que se hizo a sí
misma y cuyas ideas eran demasiado modernas para su época.
 
 
También circularon rumores sobre una chica que adoraba salir de fiesta (y que, supuestamente, huyó con su chofer).
 
¿Quién era entonces la verdadera Sally? ¿Cuál es su historia?
En 2014, se contrató a un equipo de investigación periodística para develar la verdad. Tras meses de pistas falsas y
horas pasadas revisando archivos de ayuntamientos y pilas de documentos olvidados en algún garaje, finalmente su
historia está lista para ser contada.

1908

The beginning

Su espíritu independiente y temerario pronto la llevó a abandonar su
trabajo en la empresa familiar y perseguir sus sueños de convertirse en bailarina.
 
Sally se fue a Hollywood, California, donde se transformaría en una exitosa bailarina y coreógrafa, con papeles en
producciones como “Beverly Smiles”, “Peggy Ann” y “Spring is Upon Us”.
 
En medio de “los locos años 20”, ella y su elegante y vividor esposo, Adolf Hansen, se convertirían en conocidos
personajes de la escena social hollywoodense y organizarían muchas fiestas repletas de celebridades en su
glamorosa residencia de inspiración española, que ella misma diseñó.

1920's

Early career

Rubia, menuda y amante de la moda, Sally era famosa por su estilo vanguardista y sus opiniones progresistas. Su
voz franca y vibrante encontró un lugar donde hacerse oír en su columna “Your Candid Mirror”, en The LA Times,
para la que escribió más de 91 artículos.
 
“Your Candid Mirror” trascendía los consejos de belleza y los chismes sobre la farándula, y actuaba más como un
canal para difundir las perspectivas de una mujer fuerte e independiente que se hizo a sí misma.
 
Una mujer que tenía opiniones mucho más avanzadas para su época, que creía en empoderar a las mujeres tanto
en la belleza como en los negocios y en la vida.

1930

House of Hollywood

House of Holywood 1930's image
Tras finalizar su temprana carrera como bailarina, y con ayuda de su esposo y su hermano, Sally se hizo cargo de la
empresa de cosmética de sus padres, que reinventó como House of Hollywood y transformó en un negocio exitoso.
Este suceso marca el comienzo de Sally Hansen, la mujer emprendedora que se hizo a sí misma.
 
Sally quería desarrollar una línea de productos de belleza innovadores y asequibles para mujeres reales. Productos
de belleza que funcionaran.

1940's

Turning to success

Para principios de 1940, Sally había convertido a House of Hollywood en todo un éxito, que había incluso expandido
para incluir una enorme fábrica. En este período, también se corrió el rumor de que Sally procesaba plasma
sanguíneo junto con su línea de cosméticos para colaborar con el esfuerzo bélico.

En una época en que las mujeres se ocupaban del hogar, no de la administración de empresas,

Sally tuvo las agallas de salir adelante por sí sola.

Contrajo matrimonio por primera vez con Eugene Gunther, un hombre que resultó ser un alcohólico violento y de
quien pidió divorciarse en 1929 tras alegar “intoxicación excesiva”.
 
Su segundo esposo fue Adolf Hansen, con quien mantuvo una relación mucho más próspera. Sin embargo, detrás
de escena, el espíritu libre de Sally añoraba la independencia, por lo que el 1 de octubre de 1946 volvió a pedir el
divorcio. Se separaron en buenos términos.
 
Sally tuvo la valentía de abandonar a su esposo, sus amigos y su glamorosa vida en Hollywood para perseguir su
sueño de crear su propio imperio de belleza en la ciudad de Nueva York.
Así nació Sally Hansen Inc.
 
Finalmente, Sally tuvo la libertad para crear la empresa que siempre había soñado. Una empresa que lleva su
nombre, con un logotipo diseñado que se basa en su propia firma.
 
Entre sus dos primeras productos registrados como marcas comerciales se encontraba la ahora icónica
Hard As Nails, y Sally Hansen se convertiría en la marca de esmalte de uñas número uno de los EE. UU.
 
Junto a pares como Helena Rubenstein y Estée Lauder, Sally Hansen desafío al mundo dominado por el sexo
masculino que la rodeaba y buscó redefinir la industria de la belleza a su manera. Sally no provenía de un hogar de
abundancia o privilegios, sino que se esforzó por crearse a sí misma y crear su empresa, sin ayuda de nadie.
En 1957, Sally se casó con Jack Newton, un hombre 11 años menor que ella y el diseñador gráfico a cargo de
trabajar en el diseño de su marca. En su nueva vida en Nueva York, comenzó a rodearse de personas más
creativas, librepensadores, músicos, artistas, escritores y travestis.

1960's

Death & Legacy

Sally Hansen murió el 16 de diciembre de 1963 a los 56 años, después de seis meses de lucha contra un cáncer de
pulmón.
 
Ahora yace en una tumba pequeña y simple. La decora una placa plana en Hollywood Hills que, hasta hace poco,
estaba enterrada en lodo y apenas se podía ver.
 
Un humilde lugar de descanso para una gigante de la belleza que brilló con luz propia.
 
Hoy, Sally Hansen Inc. es una de las marcas de productos de belleza más grandes del mundo. Aunque el legado de
Sally trasciende todo eso. La historia de esta mujer próspera que desafió los cánones de su época es tan inspiradora
en el presente como lo fue en aquel entonces.